Javier Milei

Los derechos selectivos de Javier Milei

En el marco de una conferencia en la Universidad de Stanford, Javier Milei se refiri√≥ a temas de pobreza en Argentina. La pol√©mica que ha generado en esta ocasi√≥n, recuerda su contradictoria posici√≥n sobre los derechos del otro. 

Una frase que encendió la polémica

Pareciera un extra√Īo talento el que tiene Javier Milei para hablar, en cualquier espacio, y encender la pol√©mica. En esta ocasi√≥n, el actual presidente de Argentina habl√≥ sobre la pobreza en su pa√≠s, pobreza que alcanza casi el 49%, y por la que, al parecer, √©l no tiene ning√ļn tipo de inter√©s. Milei, espec√≠ficamente, sugiri√≥ que en alg√ļn momento la gente estar√° por morirse de hambre y all√≠ algo tendr√° que hacer. Eso s√≠, indic√≥ que en esas circunstancias √©l no tendr√≠a que intervenir, que alguien lo resolver√°. 

Tal parece que Javier Milei no se ha enterado de sus responsabilidades como presidente de Argentina. ¬ŅQu√© estar√°n pensando los votantes de Milei, al ver c√≥mo este se resta obligaciones de atenci√≥n sobre quienes viven momentos dif√≠ciles? Las palabras de Milei recordaron el momento en el que dijo que las personas ten√≠an ‚Äúderecho a morirse‚ÄĚ si no ten√≠an dinero con qu√© comer. Para ese entonces, Milei indic√≥ que cada persona ten√≠a el derecho de hacer lo que se le diera la gana, incluso, morirse. 

La curiosa concepción de los derechos para Milei  

Esta pol√©mica, que deja en evidencia lo poco y nada que est√° interesado Milei en las pol√≠ticas sociales, cosa que es grav√≠sima, tambi√©n invita a pensar en ¬Ņcu√°l es la real concepci√≥n de los derechos para Javier Milei? Mientras el presidente piensa que alguien tiene el derecho de morirse de hambre si no tiene plata, argumentando que cada qui√©n deber√≠a hacer lo que se le da la gana, por otro lado, se opone a los derechos, entre otros, de la comunidad LGBTIQ+. Algo incoherente.  

La incoherencia de Milei preocupa en la medida en la que se ha convertido en una bandera de su gobierno: usted tiene derecho a morirse de hambre, pero no tiene derecho a interrumpir un embarazo, por ejemplo; usted tiene derecho a morirse de hambre, pero no a ser parte de la comunidad LGBTIQ+, como bien claro qued√≥ en el discurso del oficialismo despu√©s del asesinato de las mujeres lesbianas, cuando invalidaron el hecho de ser parte de una comunidad diversa. 

¬ŅViva la libertad, carajo?

All√≠ es cuando se plantea la gente, ¬Ņhasta d√≥nde va esa libertad que profes√≥ Milei para hacerse elegir como presidente? lo selectivo de su posici√≥n pareciera dejar a medias un mensaje que repite con insistencia pero que solo aplica cuando le conviene. El derecho a vivir es una circunstancia que preocupa a Milei solo cuando no tiene que responsabilizarse, si tiene que hacer algo, delega responsabilidad en los otros; el derecho a morir, en cambio, al parecer, le encanta porque para eso puede responsabilizar al resto y no debe mover un dedo. Un derecho a morir que bien podr√≠a ser de hambre, odio o lo que sea, una situaci√≥n en la que cada persona puede ‚Äúhacer lo que se le d√© la gana‚ÄĚ.¬†¬†¬†

Te puede interesar: MILEI NO SE DETIENE